Un lugar para hablar con libertad de nuestras inquietudes
 
ÍndiceFAQMiembrosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Made in cosas de mujeres

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



MensajeTema: Made in cosas de mujeres   Mar 22 Oct 2013, 23:46

Como os comente, también me pareció buena idea plasmar aquí una copia del relato escrito por las usuarias, al menos tendremos un bonito recuerdo de fabricación casera, un made in cosas de mujeres, jejeje.

Era una mañana templada de octubre, cuando la vida de Jacinto parecía que iba a dar un vuelco. Su mujer se había ido a trabajar y
él se había quedado en casa ejecutando graciosamente el arte del Flylady. Sus hijos, todavía demasiado pequeños para tener una conversación co
herente con él, habían decidido ignorar a su padre mientras veían Peppa Pig.

Jacinto, en un pequeño instante, descubrió su soledad, se dio cuenta de que su vida entre cuatro par lo suficientemente emocionante para él, necesitaba algo más. Abrió los ojos y miró alrededor. Vio su pequeña jaula que cada día le aprisionaba más, no así a su mente, que volaba fuera de esas cuatro paredes. Allende esas cuatro paredes había otras vidas que a Jacinto empezaron a interesarle más. El vecino de la puerta D, cuya habitación principal daba con su salón, estaba todo el día recibiendo llamadas telefónicas. ¿A qué se dedicaría ese Ramiro de la puerta D?? En el piso de arriba una mujer hacía ruidos extraños, pero siempre a la misma hora. No podía ser por casualidad.... ¿Qué estaría pasando en el 3º C?? Jacinto descubrió entonces que su hogar, lo que hasta entonces había sido su refugio, empezaba a ser un enigma inquietante lleno de historias que desvelar. Fue entonces, cuando Jacinto decidió investigar qué sucedía fuera del cubículo del 2ºC...

Indeciso pero con paso firme se encamino a la puerta de su vecino, se quedo allí pasmado mientras pensaba como entablar conversación sobre su vida laboral y de repente escucho el teléfono;

-Ramiro Menéndez al aparato, en que puedo ayudarle? -Jacinto permanecia en la puerta escuchando en silencio.

-Te he dicho mil veces que no me llames a este teléfono -Esta claro que esta no es la llamada de un cliente pensó, al mismo tiempo que Ramiro iba elevando el tono de su voz.

-No cometas ninguna locura o me obligaras a no verte mas, lo negare todo, ¿lo entiendes? ¡todo! -y colgó el teléfono bruscamente.

Ante el sobresalto Jacinto volvió corriendo a su casa, pensando que no era el momento mas apropiado.

-Con quien estaría hablando este Ramiro? con lo sereno y amable que parece siempre........


Eran las cinco de la tarde cuando su mujer llegaba cansada después de una dura jornada laboral.......

Hola petardos- dijo su mujer al entrar por la puerta. El la miro y por primera vez en mucho tiempo, tanto tanto tiempo que ni recordaba cuando fue el ultimo, la observo ... ella dejo el bolso descuidadamente en la entrada, paso a la salita frunciendo el ceno, beso a los ninos yle hecho una mirada de reproche: "otra vez la tele? Podrias jugar con ellos en vez de ponerles tanta tele" dijo agriamente. Jacinto callo y siguio observandola preguntandose ....


Preguntándose cuanto hacia que habian descuidado su relación, añorando aquellos besos de bienvenida, esas caricias que hacían recorrer un escalofrio por todo el cuerpo, ese cariño y esa complicidad habian desaparecido para dar paso a los reproches.
Maria seguía siendo muy bella, una mujer esbelta, atractiva, con una penetrante mirada que hacia temblar a Jacinto.

-Me estas escuchando?

-Eh!...ah!...si claro cariño -Logro decir Jacinto -La cena esta en el horno, ya he sacado la basura y he limpiado la casa, los niños han merendado y he recogido la ultima colada.

-Estupendo.

-Por cierto cariño, he pensado que este sábado aprovechando mi cumpleaños, podríamos invitar a los vecinos de enfrente a comer.

-A los vecinos? -respondio muy sorprendida Maria.

-Llevamos ya unos años aquí y todavía no sabemos nada de ellos, Ramiro parece ser una buena persona y yo a veces necesito evadirme de este agujero, hacer amistades nuevas.....

-Ahora nuestra casa te parece un agujero?-respondio muy enfadada.

-No es eso cariño, pero es que tu pasas muchas horas fuera de casa, tienes tus amistades, te relacionas a diario con gente adulta y yo...yo estoy aquí todo el dia, rodeado de pañales, biberones, de Pocoyos y necesito tener una conversación de adultos.

-Esta bien, haz lo que quieras que para eso es tu cumpleaños, pero yo no pienso pasar a invitarlos.

Jacinto, no sabia donde se había escondido su mujer, esa mujer dulce y comprensiva. Termino de recoger los platos y fue acostar al bebe en su cuna, como todas las noches lo arropo, lo beso y conecto el intercomunicador.
Mientras fregaba los cacharros escucho unas interferencias.
-No lo hagas
-¿Ramiro? no puede ser
-Esta noche estoy sola, sube a mi casa y lo hablaremos..........

Jacinto se quedó escuchando, sabia que no debía pero no podía evitarlo.

-te he dicho que me vas a obligar a no volver a verte.

-vamos, Ramiro, sabes que no puedes vivir sin mi, sobre todo despues de lo que pasó.

-quedamos en que no volveríamos a hablar de ello nunca!

Jacinto reconoció un tono de pánico en la voz de Ramiro.

-umm, no te preocupes, que nadie lo sabrá nunca, mis labios están sellados.

En cambio el tono de la desconocida era juguetón, desconocida? Jacinto abrió de golpe los ojos, desconocida? Le sonaba muchísimo aquella voz, pero no lograba identificar de dónde. Se obligó a respirar, sin querer habia contenido el aliento..

Dejo de fregar los platos al instante,se dio cuenta de q su corazón iba más rápido q de costumbre y es q esa voz....le sonaba tanto,tanto, q le parecía la voz de su mujer.
Secó sus manos y fue hasta la habitación donde estaba María,empezó de nuevo a observarla para encontrar respuesta a las dudas q tenía,pero impaciente y nervioso no pudo aguantar más y poniéndose frente a sus ojos le dijo...
María esta decidido ! Voy a invitar a los vecinos de enfrente ,el, Ramiro,me parece muy amable y correcto y después de estos años creo q tanto ellos como nosotros merecemos conocernos un poco , es demasiado frío el buenas noches y buenas tardes después de habernos visto tantas veces en la escalera.....
María se quedo mirándolo unos instantes y ladeando se el pelo de la cara contesto de manera seca y resignada.
Esta bien,Jacinto,nos esforzaremos en caerles bien a los vecinos,al fin y al cabo los vemos más q a nuestra familia,apostillo maria.
Gracias María! Se q siempre intentas hacerme feliz.
Si....es verdad Jacinto...
Jacinto se quedo esperando un beso,pero María ,se dio la vuelta y cogió su tfn del bolso,parecía temblorosa y se le cayeron las llaves del coche al suelo,Jacinto quiso recogerlas y María se adelantó diciendo están ya los niños dormidos? Necesito estar tranquila,necesito q acabe este día ya.....

Suena el despertador....de nuevo toca madrugar.Jacinto tan responsable y vital da un salto de la cama.Total a dormido poco pensando en como hablar con sus vecinos de la puerta de enfrente.su mujer tb responsable pero mas irascible a apagado el despertador después de sonar varias veces y esta en el baño tratando de despertarse de un mal sueño....
Maria voy a desayunar q estoy impaciente por hablar con los vecinos! ,
Bien Jacinto ,grita maria desde el baño,
Veinte min.mas tarde sale maria del baño,peinada,y muy maquillada,con su traje de chaqueta y pantalon color gris oscuro,el,color preferido de maria.
Encuentra la puerta abierta y en ese instante solo piensa en su movil, aprieta los labios y de manera decidía se dirige al descansillo de la escalera.Antes de poder darse cuenta se choca con Jacinto q cierra la puerta y mira a maria con una sonrisa de satisfacción. ya esta maria,el viernes a las 8 .Son tan agradables!
Maria responde con otra sonrisa, sonrisa de cortesía ....

A medio dia, mientras tiende una lavadora se da cuenta que hoy la manana no ha sido tan tediosa como las demas.... ha llevado eficientemente a los ninos a la guarderia, recogido la casa, ha navegado y contestado a algunas ofertas de trabajo .... se le agria el semblante y vuelven esos pensamientos: "como no lo vi venir...20 anos para que? O si... tu chico tienes un gran futuro, dijo el cabron! No le temblo la mano cuando firmo mi despido dos anos despues...y ahora tendiendo calcetines..."
Sacudio la cabeza.... se sirvio una cerveza muy fria...oyo un portazo...tacones...musica...y se evadio de sus negros pensamientos. Agudizo el oido pero solo le llego alguna risa sofocada...
Sonaba Bumbury..." y al final te atare con todas mis fuerzas..."

María le dio un leve beso de despedida en la mejilla a Jacinto, abrazó a las niños y salió de casa guardando bajo la gabardina una carpeta amarilla.

- Cariño, no me llames a la oficina está mañana. Estaré fuera con un cliente. Hasta la tarde!

Ramiro miraba a su mujer con ojos diferentes.

- Me estoy volviendo paranoico? María nunca sale a ver clientes, siempre manda a alguien de su equipo... ummm...

Entonces, según bajaba María en el ascensor, escuchó un portazo. Sin saber por qué, Jacinto dio un salto y se apresuró a mirar por la mirilla de la puerta. Ramiro! Ah!, el vecino salía a toda prisa poniéndose todavía la corbata y con la chaqueta en la mano. Ni siquiera espero al ascensor, bajó las escaleras cual alma que lleva el diablo.

Los ojos de Jacinto sé abrieron de par en par, sé quedó esleto por un momento y, en un impulso súbito, salió corriendo hacia el balcón.

- Ups, hijo, ¿qué haces despierto ya? Déjame pasar hijo.

- Pero papá...

-¡Déjame pasar te digo!


Cuando Jacinto alcanzó el balcón y se asomó no vió rastro de María, ni tampoco de Ramiro. Se quedó un rato observando a ver si conseguía averiguar por donde había ido alguno de los dos, pero le fue imposible, podían haber guardo la esquina o haber cruzado la calle.
Oyó el televisor encenderse, caminó hacia el salón con una sensación todavía de mariposas en el estomago. Su hijo mayor habia puesto los dibujos.
-Venga, hijo, que te hao el desayuno y nos vamos al cole, que vas a llegar tarde.
Mientras preparaba el cola cao con las galletas oyó resoplar a su hijo varias veces, seguía sin gustarle ir al cole.
Despertó al bebe y le dio el biberón mientras el mayor desayunaba, vistió al bebe y ayudó a vestirse al mayor. Salieron de casa hacia el colegio.
Llegaron al cole justitos de hora, el celador le miró mal cuando se fue, se dió cuenta de que como siempre era el ultimo padre que salía del recinto.
Hacia buen dia, Asi que se decidió a dar una vuelta por el parque con el bebe, estuvo allí sumido en sus pensamientos, paseó junto al lago, se sentó en n banco a dar el bibe al peque y conversó con un par de madres que tb paseaban con sus bebes, hasta que esa sensación como de urgencia que llevaba sintiendo durante todo el día, poco a poco comenzó a abandonarle.
Me estoy volviendo paranoico, pensó, debe ser est'a nueva vida de quedarme en casa, ojalá encuentre un trabajo pronto porque si o me voy a volver loco..
Se encaminó hacia su casa, ya era casi la hora de comer, cuando cruzó la avenida principal, algo vio por el rabillo del ojo.. No podía ser, una melena rubia y una gabardina gris, se dió la vuelta rápido y alcanzó a ver como la melena se perdía entre la gente que bajaba de un autobús. Era María? Se parecía mucho, esos andares.. Pero que hacia aquí? Le habia parecido que salía del hotel que estaba en la avenida.. Habría quedado allí con algún cliente?
Siguiendo un impulso, sacó el móvil del pantalón y llamó a María...

De repente oyó que la melodía del movil de María sonaba cerca de el, entre la gente, su corazón se acelero.... No puede ser, pensó .
Maria descolgó el telefono:
- Dime Jacinto, que pasa.?
- Hola cariño, solo queria saber si estas por la zona del parque con tus reuniones, porque he salido con el bebe un rato y me apetecía tomarme un café contigo.
- Uy! Estoy ahora mismito en la oficina y ademas muy liada, lo siento, te veré a la tarde. Un beso.
A Jacinto le cayo el mundo encima.... Maria estaba muy cerca de el, entre la gente, pero ella no se dio cuenta..
- por que me miente? Esto no puede ser verdad, pensó.
De repente algo debio cruzar por su mente, porque con paso decidido empujo el carrito y cruzo la avenida en dirreccion al hotel de donde creyó habia salido María, pero de repente vio algo que le hizo parar y esconderse......


Su vecino caminando acia donde se habian dejado de ver esos cabellos rubios- ira detras de maria?? Se pregunto jacinto todo aquello le estaba dejando un poco paranoico...decidio olvidarse durante unos pocos minutos y fue a casa de su madre que estaba unas calles mas abajo estubo charlando durante unos minutos con su madre que la pobre ya estaba mayor cuando de repente le dice vi el otro dia a tu mujer entrando en el hotel san francisco el que esta a unas manzanas de aki entonces de repente se le acelero el corazon y noto como le faltaba el aire su cara se puso palida...y la madre asustada le pregunta..- hijo... estas bien! ! Y el tartamudeando responde...teteteeengooo miieemiieedo.....

Jacinto estaba desconcertado. Su mente estaba a punto de estallar, no entendía nada... ¿o sí?. ¿¿Ramiro y María??? No, no puede ser, algo estaba pasando. María no le haría eso a su marido... ¿o sí? Las llamadas por la noche, las carreras para ir a la oficina, ese perfume tan caro que se había comprado... ¡Qué tonto!, ¡cómo no se había dado cuenta! Pero... no, María no es de esas, no puede ser, ¡y con Ramiro!! ¡por Dios!!!

Jacinto estaba devastado. No sabía que hacer ni a donde ir. Entonces se le ocurrió un plan.

- "Ya está, me llevo a María al restaurante donde nos conocimos... Sí, le preguntaré algo sutilmente a ver qué dice... Ah, y me la llevo en horario en que pueda estar con él, sí, eso es... Tranquilo Jacinto, es María, tu mujer. Ya son muchos años, seguro que hay alguna explicación para todo esto..."

María llegó a casa a las 7 de la tarde, como siempre últimamente, un poco más tarde de lo normal.

- "Ay, cariño, ese "proyecto" me tiene absorbida. No te imaginas la de cosas que tengo que hacer para mantenerlo en marcha..."

Está de broma, ¿no???? Jacinto se enfadó profundamente, pero inmediatamente cambió la cara y le explicó los planes.

- "María, cariño, como estás tan "estresada", he decidido que esta noche es para nosotros. He reservado en el Vagón de Pedro, donde nos conocimos. Quiero regalarte una cena romántica, te lo mereces..."

Jacinto observó detenidamente la reacción de María.

- "Pero... emmm.... Cariño, ¡cómo se te ocurre organizar nada sin preguntarme??!"

- "¿Por qué?? ¿Acaso tienes algo que hacer? ¿Un cliente nuevo quizá!?"

- "No, no es eso... Bueno, vale, es que... tenía pensado relajarme esta noche pero..."

- "Pues qué mejor relax que éste! Uy, llaman a la puerta, será mi madre"

- "¿¿Tu madre???"

- "Claro, no esperarías que nos lleváramos a los niños a nuestra cena romántica en siglos, no?"

- "Por supuesto... claro..."

Jacinto salió del brazo de su mujer, esta vez sujetándola más fuertemente que de costumbre. Ya en el ascensor Jacinto le preguntó.

- "Bajamos.... ¿no?"

- "Claro, ¿por qué íbamos a subir?"

- "No sé, por si querías ir al... tercero??!!"

María, colocándose bien el pañuelo al cuello un poco nerviosa replicó "menuda tontería Jacinto, anda, vámonos"

Ya en el restaurante, Jacinto no dejaba de mirarla fijamente.

- ¡¿Qué?!! Estás muy raro, Jacinto"

- "Emm... Perdona, es que te veo muy guapa esta noche. Y dime, ¿qué has hecho hoy??"

- "Pues lo de siempre, trabajo, trabajo y más trabajo. ¿Y tú?"

- "Ya... Pues lo de siempre, comidas, cacas, baños... Y alguna que otra charla con algún vecino...."

Jacinto tenía los ojos incrustados en los de su mujer, esperaba una reacción. En ese momento, sonó el móvil de María.

- "Perdona cariño... ¿Sí, dígame??? ¡¡¿Cómo???!!! Pero, ¿qué ha pasado?? Sí, voy corriendo, no te preocupes!"

- "Ya, no me lo digas, tu "cliente"..."

- "Jacinto, ha habido un tiroteo en el portal de nuestra casa. Era tu madre, ¡a que tienes el móvil en el coche! ¡¡Ay, eres un desastre!! Estaba asustada y muy nerviosa, ¡Vámonos corriendo a casa! ¡Ya!"


Dejando la cena a medias cogen el coche jacinto comprueba las llamadas de su madre y ve que es cierto de un aceleron se plantan en casa y ven muchisima gente al rededor de un cuerpo tirado en el suelo y de repente aparece la madre- hijo vennia a traeros unos tapers y me encuentro con esto...un señor vino por la espalda de ramiro y le pego un tiro...jacinto un poco impactado le pide a su madre que se vaya para casa y entra corriendo a ver si los niños estan bien con la suegra de repente se da cuenta que su mujer no le a seguido se abia quedado....

mirando el inmenso charco de sangre que había en el suelo. María saltó el límite policial y se acercó a la ambulancia, que tenía las puertas semicerradas.

- "¿Está....?

- "¿Muerto? No señora, ha tenido mucha suerte, el impacto fue limpio, tiene orificio de entrada y de salida, pero es pronto para evaluar, todavía no sabemos si ha afectado a algún órgano. De momento lo mantendremos sedado. Por favor, no toque nada, la Policía está recogiendo pruebas".

Enseguida se abalanzaron dos policías sobre ella para sacarla de la escena del crimen. María, consternada, subió a su casa, pensativa y mirando hacia atrás. De repente volvió a la realidad "¡¡los niños!!"

- "Están bien, duermen tranquilos, ¿dónde estabas???"

- "Hijos, yo me voy ya", dijo la madre de Jacinto, "son demasiadas emociones para mi maltrecho corazón... ¿Estaréis bien?"

- "Sí, mamá, no te preocupes. Muchas gracias por quedarte, y descansa".

La madre de Jacinto se despidió con un beso de la pareja, y según estaba cerrando la puerta, Jacinto miró hacia su mujer, que estaba mirando al suelo con una mano en la boca.

- "¿Consternada?"

- "Pues sí, me parece increíble...."

El timbre de la puerta interrumpió el interrogatorio. María abrió y, sorprendida, vio que eran dos policías de paisano.

- "Buenas tardes, somos el Teniente Gutiérrez y el Brigada García. Quisiéramos por favor hacerles algunas preguntas sobre lo que ha pasado esta noche".

Jacinto, presuroso, quitó la ropa de los niños del sofá y les invitó a sentarse.

- "Seremos breves. Llevamos varios meses siguiendo el rastro de un famoso mafioso, el "Chuli", quizá hayan oído hablar de él. La cuestión es que su rastro nos ha traído hasta uno de sus vecinos, y quisiéramos saber si ustedes, sin saberlo, podrían tener información. ¿Qué relación tenían ustedes con su vecino herido? Emm... Ramiro... sí, Ramiro Juárez."

Jacinto no lo dudó, se quedó mirando a María cediéndole así la palabra.

Maria se tocaba el pelo nerviosa, mientras los tres hombres la miraban fijamente..... Se notaba a leguas que no sabia que decir, Jacinto la forzaba con la palabra a que dijera algo:
- yo, yo no lo conocía casi, solo de cruzármelo, ya saben, como vecinos( su voz temblaba)
- Señora( dijo el policía) un testigo, la primera persona que se acerco a el despues de recibir el disparo, dice que repetía un nombre de mujer, María, para ser mas exactos, y usted se llama asi, no es cierto?
María en ese momento se quedo pálida,....
- pero María es un nombre muy común en España...
- Si señora, pero nuestras fotos de vigilancia la muestran en varias ocasiones junto a el, entrando a un hotel determinado.
Tal vez mantienen ustedes una relación sentimental? O como lo puede explicar?
Mientras tanto Jacinto paseaba nervioso por la sala, no podía creer que María, su María le hubiese traicionado de esa manera, queria salir de alli, no oir esa conversación que tanto daño le hacia...

- Señora( seguía el policía) si no nos contesta, tendrá que acompañarnos a comisaría.
En ese momento María empezo a llorar muy nerviosa
- No, por Dios!, por Dios! Si me ven con ustedes me mataran a mi tambien como lo han intentado con Ramiro, no por favor....


Entonces el policia le dijo _ señora no diga usted tonterias sabemos que miente..creemos que esta usted imputada en un delito de trafico de armas...mientras jacinto decidio coger a sus hijos y marcharse unos diitas al pueblo.....

Jacinto se metió al dormitorio principal a preparar las maletas suyas y de los niños, el asunto se volvía peligroso y debía proteger a sus hijos, pensaba que estarían a salvo alli, y a el le vendría bien tambien, no podía creer que su mujer fuese una traficante de armas a los países del Este, ella que siempre que veían las noticias se ponía a llorar cuando veía imágenes de personas inocentes masacradas por milicias y ejércitos locos.....Mientras tanto oía en el salón a los policías interrogar a María, pero María solo lloraba e imploraba que la matarían.
Se asomo y vio que estaban deteniendo a su mujer, le estaban poniendo las esposas y leyéndole sus derechos, María se giro y lo vio y solo le dijo:
- Jacinto, lo que hice lo hice por nosotros y los niños, por vosotros, perdóname
Mientras la bajaban, el lloraba y deprisa bajo por las escaleras para despedirse de ella, el estaba enamorado y no podía dejar que se la llevaran así.
Estaba ya abajo y cuando iba a abrir la puerta del patio oyó unos disparos y a la policía decir: Al suelo, nos estan disparando........

Fue un momento muy confuso. Solo alcanzo a ver una furgoneta negra que desaparecia a lo lejos a toda pastilla.
Se giro hacia la izquierda y junto al coche de la policia vio los cuerpos de los policias tirados en el suelo en medio de un charco de sangre.
Y Maria? Donde esta Maria?

Papi!!!! Papi!!! Jacinto miro hacia el balcon donde vio a su pequeño Aaron llorando desconsolado.

Jacinto, incredulo, trago saliva. La respiracion agitada no le dejaba articular palabra.
-se la han llevado. Maria, no puede ser. Se la han llevado. Se repetia a si mismo una y otra vez mientras subia las escaleras a casa.
Entro en casa, termino de preparar las maletas mientra su hombro presionaba el movil contra su oreja, llamaba a su madre.
-mama, se que lo que has pasado hace un rato, es algo muy fuerte, pero necesito de tu ayuda
-hijo os ha pasado algo?
-necesito que te quedes con los niños.
-pero que ha sucedido?? Estais bien???!!!
-maria no esta, tengo q encontrarla. En 10 min estoy alli con los niños. Te quiero mama.
Colgo de golpe. Guardo su movil en el bolsillo y a toda prisa salio con los niños al garaje. Mientras su mirada aterrada recorria su alrededor en un angulo de 360 grados, se monto en el coche con los niños y sus respectivas maletas y arranco. Cuando llego a casa de su madre. Se despidio de sus hijos intentando calmarlos, y se fue...


Entonces comenzo la busqueda de maria..se paro a pensar por donde se podian a ver ido y se le ocurrio pasar por el hotel que maria frecuentaba...asu izquierda vio que la furgoneta negra estaba aparcada en un callejon proximo al hotel decidio aproximarse al hotel caminando con paso decidido pero a la vez un poco tembloroso se adentro en el hotel y vio que en las escaleras abia un zapato rojo que parecia de su mujer decidio llamar a la policia para que se acercasen pero el no podia esperar mas y comenzo a buscarla por todas las abitaciones del hotel...

Ya eran las 3 de la madrugada-pensó Jacinto-y me encuentro en un hotel buscando a mi mujer, lleno de asesinos que acaban de matar a dos policías, y yo buscaba emociones en mi vida? hay algo mas emocionante que exponerse a recibir un balazo?-volvió a pensar irónicamente.

La policía se personifico en el hotel, pero no sabían muy bien cual era su cometido allí.
Jacinto vio el reflejo de los coches policía por el cristal y se apresuro escaleras abajo.

-Agente!! agente! losss....heee....llamado yo....-alcanzo a decir todo sofocado.

-Respire hombre, respire y cuéntenos que sucede.

-Mi mujer, la han secuestrado, ayúdenme por favor!!!

-¿y quien dice que ha secuestrado a su mujer?

-Unos traficantes de armas, los mismos que mataron a sus dos compañeros muertos esta misma noche.

-¿y como sabe usted que se trata de las mismas personas?

Jacinto se quedo parado unos instantes, una idea inesperada le abordo, si yo he visto el reflejo de la policía por el cristal, los asesinos tienen que estar al corriente de su presencia.

-Agente, corremos peligro, debemos ponernos a cubierto, esos hombres ya saben.....

-Al suelo!! al suelo!!!

Sin tiempo a mas explicaciones comenzó un tiroteo en la calle, los agentes estaban siento tiroteados desde las ventanas del hotel y los cuerpos caian uno a uno sin opción a defenderse.
Jacinto y el agente que se encontraban en el holl se pusieron a cubierto, la gente se tiro al suelo clamando ayuda y los recepcionistas se escondían llenos de pánico tras el mostrador.

-Aquí el agente Soler, necesito refuerzos inmediatamente, se esta produciendo un tiroteo en el Hotel de la avenida.

Se hizo un silencio y el tiroteo cesó, Jacinto y el agente Soler entrecruzaron sus miradas y lentamente fueron arrastrándose hasta la puerta del hotel.

-OH! dios mio!!!-exclamo Jacinto

-Joder, maldita sea!!-dijo apenado el agente.

La imagen del exterior era completamente desoladora, los dos coches patrulla estaban destrozados, había cuatro agentes tirados en el suelo empapados en sangre, y un civil en la otra esquina.
Comenzaron a llegar furgonetas antidisturbios, negociadores, francotiradores.........

Jacinto podía notar en su boca el sabor metálico de la sangre, se palpó todo el cuerpo en busca de alguna herida, hasta que se dió cuenta que el herido era el agente Soler.

Este, con los nervios, no había notado como en su hombro aparecía una mancha que empapaba su uniforme, algo corría por su pecho y su espalda, una bala le había herido, a primera vista parecía un tiro limpio, no dolía.

Jacinto no podía articular palabra, no sabía como había llegado a esa situación, dos días antes su vida era monotona, lo más apasionante del día a día era consultar su mail en busca de una respuesta a las ofertas de empleo que se apuntaba. Una estupida divagación le hizo imaginarse a su querida Maria en los brazos Ramiro, ese tipo cordial del piso de arriba. Unos instantes más tarde contempla a un Ramiro yaciente y a su mujer secuestrada. Ahora tiene que lidiar con la muerte, ese extraño concepto con el que se está empezando a familiarizar esta noche.

Las maldiciones del agente Soler le traen de vuelta de sus pensamientos.

-Aquí el agente Soler, necesito línea directa con el Capitan Rubio, estamos en el hall del hotel junto con varios empleados y clientes. Necesitamos evacuarlos sin bajas.... Se hacen unas interferencias y se rompe el silencio de nuevo. - ¿Algún herido? - pregunta una voz femenina.

-No, sólo yo. Aunque no creo que sea importante - murmuro Soler.

-Dios mío!! mi mujer está con esos asesinos. ¿qué le va a pasar? -sollozó Jacinto como un niño.

Cuando logré tranquilizarme expliqué poco a poco lo acontecido esa noche, obvié mis suposiciones acerca de la infidelidad de mi mujer, y me centré en el trafico de armas, en Ramiro de camino al hospital y los dos policias muertos mientras pretendían detener a mi mujer y su secuestro. El resto ya lo sabían.

-Grrrr grrr... agente Soler, soy el Capitán Rubio. No haga nada, estamos ante un caso de tráfico de armas que ha costado años, son gente muy peligrosa. Reuna a los civiles y llevelos hasta el restaurante del hotel, vamos a estudiar como sacarlos de ahí.

Después de unos minutos eternos, estaban todos apiñados debajo de las mesas del Restaurante, se oían sollozos de varias personas y voces distorsionadas a lo lejos, eran los equipos tácticos que se preparaban para un posible asalto al hotel.

Mientras tanto la radio del agente emitió sonido de nuevo, era el capitan dando indicaciones de que pasillos seguir hasta el acceso de personal, ya que parecía la manera más segura de abandonar el edificio puesto que era un punto ciego desde las habitaciones, así se evitarían más heridos y el acceso a los cuerpos de seguridad estaría garantizado antes de que a los traficantes se les ocurriese bajar al hall, buscando más rehenes o planeando su huida.

-María, tengo que ir a buscarla- dije cuando llegamos a la salida, aunque nadie pareció escucharme.

El agente Soler ayudo uno a uno a salir a los empleados y a los clientes, una treintena entre los que bajaron durante el tiroteo y los que estabamos en la entrada del edificio. Jacinto se quedo el último, esperando que María apareciese como de la nada, diciendo que la habían liberado.

Ante sus ojos pasaron varios agentes especiales fuertemente armados, y en un último vistazo al hotel, aparecieron ante sus ojos dos de los secuestradores, encapuchados y con armas automáticas abrieron fuego contra los agentes, que ya habían tomado posiciones, quedando Jacinto y Soler atrapados de nuevo en fuego cruzado.

Jacinto se cubrió la cabeza, esperaba en cualquier momento despertarse y que solo fuera una pesadilla, pero a su lado se oían disparos y gritos, no sabia que podía hacer, tenia miedo mucho miedo por el y por María, donde estaba María? Tenia que encontrarla. Giro la cabeza hacia donde estaba el policía, queria decirle que tenían que buscar a su mujer, que estaba en peligro, pero vio al agente muerto a su lado, una bala le habia alcanzado, ;Pensó que debía salir de alli, si no correría la misma suerte.

Decidió salir escondido por bajo de las mesas y poco a poco consiguió salir del comedor.... Vio a un secuestrador dirigirse hacia un ascensor, espero tras una columna y vio en que piso paraba, decidió subir a pie.
Temblaba de miedo, su mano helada manoseaba el arma del agente Soler, la habia cogido por si su vida peligraba, pero él ni siquiera sabia quitar el seguro del arma, que haré si la necesito, pensó ,
Por fin llego al octavo piso, observo detrás de un carro de ropa blanca como dos hombres como gorilas estaban frente a una habitación, guardando su puerta, pero de repente se quedo blanco porque de la habitación salió para hablar con uno de los gorilas un hombre , no podía verle la cara pero le parecía familiar, hasta que se giro: Dios mio! Era Ramiro......

La Policía había logrado evacuar a casi todo el mundo del hotel, habían apostado francotiradores en todos los edificios aledaños y un helicóptero sobrevolaba el edificio. Varios policías de paisano, que llevaban varios meses tras la banda de Bukovic, estaban intentando entrar en el edificio sin ser descubiertos. Bukovic y Radak eran los más importantes traficantes de armas en Europa, perseguidos tanto por la Policía española como por la Interpol.

Jacinto seguía apostado tras el carrito de la ropa sin saber muy bien qué hacer. Jacinto tampoco era un héroe, no iba a descubrirse y salir pegando tiros porque ni siquiera sabía si María estaba en esa estancia. Ramiro, ese tipo... Sabía que algo oscuro había en su vida. Ese tipo que no sabía si había tenido algo con María o no. Su mente empezó a divagar, ¿y si Ramiro la obligaba a lo que ella no quería? En su mente retumbaban las palabras de María "lo he hecho por vosotros, por los niños y po ti!". En un momento, el miedo de Jacinto se tornó rabia, ¡ese tipo con mi María!. Lo odiaba, con todas sus fuerzas. Y daba igual que fuera traficante o no, él le había hecho daño a su mujer y era algo por lo que tenía que pagar.

Corrió entonces hasta la puerta de la estancia donde estaban los dos gorilas, empuñando con más firmeza el arma ensangrentada. Se apostó tras la pared escuchando qué decían esos tipos.

- "Л Морамо ослободити крова носе Маria"
- "Eh, no habléis en serbio delante de mí, quiero saber de qué demonios estáis hablando", les increpó Ramiro.

Los dos gorilas le miraron con cara de pocos amigos.

- "Decía que tenemos que ir a buscar a Bukovic y a Radak. Ellos te enrtegarán el dinero convenido"

Ramiro puso cara de satisfacción. Ajustándose la solapa de su chaqueta hizo un gesto chulesco indicando que se fueran a buscar a sus dos jefes ya.
Jacinto se asomó y vio que los dos gorilas salían por la puerta lateral. Habían dicho la palabra María, no le pareció que hubiecran dicho nada de Bukovic ni de Radak. Se asomó un poco más y divisó a María, sentada en una silla, inmóvil. Estaban ellos dos solos en esa habitación.

- "María, María... Lo has hecho muy bien pequeña", dijo pasándole el dedo índice por su mentón. "¿Qué vamos a hacer tú y yo ahora...?

- "¡Canalla, eres un canalla! Me prometiste que jamás os acercaríais a mi familia!!! Mis hijos han corrido peligro!! Y Jacinto...", dijo cabizbaja, "Jacinto no se merece todo esto..."

Jacinto seguía sentado tras el tabique de la puerta sujetando el arma con ambas manos a la altura de su cara. Cuando escuchó a María decir esas palabras, llenó su pecho de aire en señal de alivio. María le quería, era cierto que algo había tenido que hacer por ellos, pero no sabía muy bien el papel de María en esa historia tan surrealista.

- "Cariño, el estúpido de tu marido no se enteraría de nada de todo esto ni en mil años. Vive en la más absoluta ignorancia. Estará ahora mismo en su casa, abrazado a su escoba intentando adivinar lo que sucede. Cómo te pudiste casar con un tipo tan aburrido, María".

- "Ramiro, lo que hubo entre nosotros hace años ya no significa nada..."

Los ojos de Jacinto se abrieron hasta casi salirse de sus órbitas.

- "Si no significa nada, ¿por qué no se lo has contado a Jacinto? Niña estúpida, preferiste a ese "blandito" antes que al hombre que de verdad te podía hacer vibrar".

- "Mira, lo primero, me das asco. Lo segundo, mi marido es lo mejor que me ha pasado en esta vida. Y lo tercero, como no me dejes irme haré lo imposible para que te peguen un tiro entre ceja y ceja"

Ramiro empezó a reir estrepitosamente al aire. De repente, se calló, su cara se enfureció y golpeó a María, quien cayó de la silla.

Ramiro estaba encendido, quería matar a ese tipo. Se levantó sin siquiera pensarlo y se plantó delante de Ramiro encañonándolo de frente.

- "Tú..... tú...! Vas a morir maldito hijo de perra!!!!"
- "Ja... Jacinto! Qué haces aquí!"
- "¡Vas a morir por haber hecho daño a mi mujer, por haberte inmiscuido en mi familia y porque.... porque... Eres lo peor Ramiro... Te desprecio, me das asco!"

En ese momento se oyó un tiroteo en la azotea. Los gorilas bajaron corriendo por las escaleras de emergencia recargando sus armas. Jacinto los oyó, se asustó, miró a Ramiro sonriendo pensando que estaba a salvo con los serbios, pero Jacinto le propinó un golpe con la culata que le dejó inconsciente. Como pudo, cogió a María, todavía aturdida y la arrastró hasta fuera de la habitación.


- “Естн они нису, они су отишли!!!!”

Los gorilas parecían todavía más enfadados, buscaron a María por toda la estancia tirando las sillas contra el suelo y golpeándolo todo con furia, pero ante los avisos de los policías salieron corriendo de nuevo escaleras abajo.

- “María, María cariño!” Jacinto estaba en shock. “Por qué María, por qué!”

María empezaba a recobrar la conciencia. Dolorida, se llevó la mano a la cabeza intentando taparse la brecha por la que manaba abundante sangre e intentó incorporarse, pero no lo conseguía. Estaba en el suelo, en brazos de su marido que la sujetaba fuertemente con cara desencajada.

- “Oh cariño, cuánto lo siento, lo siento! Perdóname!”
- “Pero María, no entiendo nada, qué tienes que ver tú en todo esto!”
- “Cariño, no es el momento…. Toma esto, llévalo a un lugar seguro y luego, entrégaselo a la Policía”. María le entregó un sobre con algo que parecía un pendrive dentro.

Los policías enseguida invadieron la planta en la que estaban, iluminando las paredes con luces rojas de las miras telescópicas.

- “Aquí, aquí!!” gritó María, que todavía estaba en brazos de Jacinto yaciendo en el suelo dolorida.
- “¡¡Agente García!!! Qué hace aquí, qué le ha pasado!!”
- “No te preocupes Martínez, quiero que saquéis a mi marido de aquí, ¡ya!”

¿¿Agente García??? Su María era la agente García???

- “María, qué…. qué…!”
- “Vete de aquí Jacinto, vete con los niños. Aquí corres peligro”
- “Qué??? Que corro peligro?? Y tú, quién eres?!, qué haces…?!!!”
- “Cariño, no es el momento. Trabajo para la Interpol, he mantenido este trabajo en secreto por ti y los niños, no quería inmiscuiros. Pensaba que con vosotros en casa nada podría pasaros, pero jamás pensé que Ramiro, el principal sospechoso, tendría la osadía de ir a vivir a nuestro edificio”
- “Y… y… y tu affair con él???”
- “Gajes del oficio Jacinto, gajes del oficio. Pero cariño, no es el momento, que te escolten hasta la salida y ponte a salvo, por Dios!”

Jacinto aún no había podido separarse de María cuando aparecieron Radak y Bukovic con todos sus secuaces armados hasta los dientes. En un instante se vieron rodeados. La cosa se estaba poniendo francamente fea.

- “¡Martínez, Suárez y Solís, a la salida de emergencia! Ortega y Herrero a los ascensores! Santos y Muñoz aquí conmigo!” ordenó María. ” Jacinto, quédate detrás de nosotros y haz lo que te diga!”

Jacinto se coloco detrás de María, María,su María era un agente de la Interpol, sentía una mezcla de ira porque le hubiera mentido todos estos años y una mezcla de orgullo y admiración, ella tan menudita, tan frágil, era una especie de super mujer, ahora entendía sus viajes continuos, sus secretos....

Parecía una película de espías.Un empujón de María lanzándolo a tierra lo saco de sus pensamientos- Jacinto al suelo, cúbrete , son mas que nosotros.... Voy a intentar sacarte de aqui, debemos llegar arrastrando nos hasta la puerta que lleva a la escalera de la azotea del hotel, he pedido un helicóptero para evacuarte a un sitio seguro.

Jacinto se puso a reptar, le costaba mucho, tenia los músculos agarrotados del miedo, pero tenia que salir de alli, y ademas María le protegería.Lograron alcanzar la escalera y salieron, oyeron pasos y voces que les seguían, voces en Serbio.

-Corre Jacinto, que no nos alcancen.Llegaron a la azotea y salieron, como María habia dicho habia un helicóptero, pero no era de la policía o al menos no lo aparentaba, pero Jacinto pensó que seria de la inteerpol.Pero de repente, para su sorpresa, María abrió la puerta de la azotea y dejo entrar a, Dios mio!! Ramiro y a dos hombre que María llamo Bukovic y Radak.

- María, que haces? Grito Jacinto

Maria beso a Ramiro delante de Jacinto, Ramiro hablo:

- Cariño, nuestros amigos serbios nos han pagado ya, en este maletín he comprobado que estan los diez millones de euros, pero por que, por que narices has traído al imbécil de tu marido? El plan no era asi, debías dejarlo bajo.

- Ramiro, mi amor, he tenido que improvisar, debía disimular....... Pero no te preocupes, lo voy a solucionar, nadie se va a interponer entre el dinero y yo.Maria se giro hacia Jacinto y...-Jacinto, cariño....saco un arma de su chaqueta y le apunto directamente en la cabeza-Jacinto temblaba y se descubrió llorando-María, María..... Nuestros hijos....

-Mis hijos cariño, míos y de Ramiro, tu has sido un fantástico canguro, nada mas, ahora aunque no lo creas te echare de menosMaria quito el seguro del arma...


Maria quito el seguro del arma y miro fijamente a Jacinto, el creyó apreciar lagrimas en los ojos de María, y por su mente en dos segundos paso toda su vida, cuando conoció a María en un supermercado, cuando se declaro a ella, su preciosa boda al aire libre y lo guapa que estaba María vestida de novia, el nacimiento de Marcos y Aaron, sus conversaciones antes de dormir.... No podía ser que todo fuera mentira, no podía creer que le estuviera apuntando con un arma, por que queria matarlo? Que habia hecho él? Solo amarla

- por que María? Acertó a decir y cerro los ojos esperando que la bala le atravesara....

Escucho como Ramiro la jaleaba y como por fin María apretaba el gatillo , pero no sintió nada, nada.....

- Ya he muerto? Pensó

Abrió los ojos, María se habia girado y habia disparado a los serbios y a Ramiro, los tres yacían en el suelo, en un charco de sangre, muertos. Maria los habia matado a ellos y no a el.

Maria le abrazo y le dijo:

- shhhh Jacinto, no tengas miedo, ya paso no pensaba matarte, yo te quiero, te quiero mucho a ti y a los niños, que si son tuyos, no te preocupes, pero ahora tienes que decidir, si te quedas aqui o huyes conmigo y con el dinero, iremos a otro país, empezaremos de nuevo, todos juntos como una familia, Si no quieres venir lo entenderé , pero yo debo huir o pasare mi vida en la cárcel.

Jacinto no sabia que hacer, si huía con ella, seria un fugitivo para siempre, no volveria nunca a su casa, no vería a sus amigos.... Pero si se quedaba la perdería para siempre, y María era lo mas importante para el, moriría sin ella....
La miro fijamente y solo dijo:

- sin ti no podría vivir, vámonos al fin del mundo si es necesario.

Ella le abrazo y lo empujo hacia el helicóptero

- Sube, nos llevan a lugar seguro, nos reuniremos alli con los niños, estan a salvo.

El helicóptero se elevo justo cuando los policías irrumpieron en la azotea, pero Jacinto y María sonriendose y cogidos de la mano se alejaban hacia un futuro, incierto , pero juntos.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: Made in cosas de mujeres   Mar 22 Oct 2013, 23:54

Joe, no parecia tan largo, verdad?
Volver arriba Ir abajo
Doku11
Experto
avatar

Mensajes : 956
Fecha de inscripción : 19/09/2013
Edad : 37
Localización : México, D.F.

MensajeTema: Re: Made in cosas de mujeres   Miér 23 Oct 2013, 00:33

Txurru escribió:
Joe, no parecia tan largo, verdad?
yo pense lo mismo!! cuando lo lei en el post no parecia que fuera tan largo... pero mira! y quedo muy bien!
Volver arriba Ir abajo
aaf1980
Medio
avatar

Mensajes : 133
Fecha de inscripción : 19/09/2013
Edad : 37
Localización : oviedo

MensajeTema: Re: Made in cosas de mujeres   Miér 23 Oct 2013, 02:35

hasta ahora no lo había leído y... me ha encantado!!!!

Sois unas hachas chicas
Volver arriba Ir abajo
princesa
Avanzado
avatar

Mensajes : 717
Fecha de inscripción : 21/09/2013
Edad : 30

MensajeTema: Re: Made in cosas de mujeres   Miér 23 Oct 2013, 02:41

ha quedado genial!
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Made in cosas de mujeres   

Volver arriba Ir abajo
 
Made in cosas de mujeres
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿ Es ético decirle a las mujeres aquello que quieren escuchar ?
» Detenidas dos mujeres por haber cometido más de siete hurtos por un valor de 2.164 euros
» LAS MUJERES DURANTE LA DICTADURA FRANQUISTA
» COSAS QUE HACER EN NOCHEVIEJA PARA CONSEGUIR TUS DESEOS
» ¿ Porqué nos empeñamos en pensar que hombres y mujeres somos iguales ?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Cosas de Mujeres :: Club del Libro-
Cambiar a: